La publicidad solo va a seguir poniéndose mejor. Más interactiva, más interesante, mucho más transparente.

Cada vez más las marcas dejarán de hacer proclamas sobre sus productos y servicios, y tendrán que entablar conversaciones con sus usuarios o clientes potenciales.

Por mucho tiempo la publicidad se comportó como un modelo de comunicación de una sola vía, pero esto comenzó a cambiar cuando las personas  pudieron expresar sus opiniones -elogios y reclamos- sobre las marcas de forma pública y masiva. Ahora la publicidad debe de hablar por las marcas con mayor responsabilidad, porque también debe de saber escuchar para las marcas.

Es un modelo de comunicación de dos vías. Muy dinámico. Más divertido.

La publicidad debe de ser inteligente para entender lo que quiere la gente, y para responder con ingenio y rapidez.

La mejor publicidad ahora es una conversación más seria y honesta, pero, como siempre ha sido, nutrida de ideas audaces y emocionantes.

 


Guillermo Rivera
Director Creativo General
"Si no tiene algo inteligente que decir mejor no diga nada."